Home - Discos - Dani de Morón, crítica del disco 21 en Mondo Sonoro (2018)

Dani de Morón, crítica del disco 21 en Mondo Sonoro (2018)

Hoy por hoy, las nuevas generaciones de tocaores y guitarristas flamencos no poseen esa imprescindible capacidad, como siempre se hizo, de saber acompañar al cante. Las nuevas tecnologías hacen a los guitarristas flamencos ensimismarse en la técnica y en el protagonismo virtuoso post-Paco de Lucía: La velocidad en el traste, las falsetas enrevesadas, el casi tener que ir el cantaor a expensas de la sonanta. Y es que si Ramón Montoya, Niño Ricardo o el propio Parrilla o Pedro Bacán levantaran la cabeza, no cabrían del asombro de como se está encauzando a día de hoy la guitarra flamenca. Por supuesto, con sus luces y sus sombras. Por eso la necesidad de este último disco de Daniel López Vicente (Sevilla. 1981). Un concepto de la guitarra para el siglo 21, sin perder las fuentes originarias y a través del que nos muestra lo esencial y vital que es saber acompañar al cante. Con el protagonismo justo que las propias seis cuerdas ofrecen y con una humildad de la que tanto sabe la escuela moronense a la que Dani pertenece orgullosamente: Diego del Gastor, Pepe Mesa o Niño de Morón.

Un disco completo y conceptualmente antológico en el que la mano sabia de González-Caballo ha sabido poner los puntos sobre las “íes” en los momentos precisos. Y es que Dani fue, es y será un gran aficionado al cante, condición sine qua non para entender los entresijos del propio flamenco y el respeto por el cante, algo imprescindible para una guitarra de la altura como la de nuestro protagonista.

Las voces más conocidas del flamenco se suman, por tanto a la aventura, dispuestas a aportar su granito de arena a este proyecto de uno de los guitarristas más versátiles de la actualidad: Duquende, Rocío Márquez, Arcángel, Esperanza Fernández, Jesús Méndez, Marina Heredia, Antonio Reyes, El Pele, Pitingo y Poveda, hace que la propuesta coja una dimensión única: Abandolaos, guajira, tientos, malagueñas, etcétera… y con unas granaínas que el propio Dani se lanza a pecho descubierto, son algunos de los compases que nos encontramos en el disco. Si alguien quiere saber el amor imprescindible y esencial que la guitarra debe tenerle al cante, este es el disco apropiado.



Fuente: MondoSonoro

¿Quieres escuchar música sin límites y gratis? Clic aquí

About Sandra

Apasionada de la música y licencia en solfeo en la universidad de Madrid. Actualmente escribo en el blog de Música Ahora y trabajo en la oficina de turismo de Madrid

Check Also

Catorce, crítica del disco "Arcadia" en Mondo Sonoro (2019)

Catorce, crítica del disco “Arcadia” en Mondo Sonoro (2019)

Ya lo advierte desde la portada: “Arcadia” es todo un viaje sonoro. Como el que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 5 =